viernes, 26 de marzo de 2010

Entrevista a Daniel Gómez

Daniel Gómez es presidente de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN) y editor de la web Crisis Energética. En esta entrevista realizada por SICOM Solidaritat i Comunicació (donde se pueden encontrar más entrevistas), Daniel nos habla sobre crecimiento, energía y alimentación.





Actualización (3-3-2010): Actualizo para incluir los dos restantes vídeos de la entrevista a Daniel Gómez. En el primero de ellos nos habla sobre el modelo de transporte y en el segundo y último reflexiona sobre el concepto de decrecimiento sostenible.


viernes, 19 de marzo de 2010

Movimientos de transición

Una vida con menos energía es necesaria, posible e inevitable, y es mejor que la planifiquemos nosotros mismos que ser pillados por sorpresa, cuando, quizás, sea demasiado tarde para reaccionar. Los Movimientos de Transición (creo que debería usarse así, en plural) son una respuesta adaptativa a la necesidad de diseñar principios y prácticas que nos acerquen a otros modelos sociales y nos preparen para convivir con dos de los desafíos más importantes de la humanidad, el cambio climático y el cenit del petróleo. Este movimiento es de raíz anglosajona (Transition Towns) y promueve el paso de la idea a la acción de una forma integradora y con una visión práctica y positiva. Como dice Juan del Río, "se trata de una iniciativa propositiva y de enfoque holístico, (...) y que enfoca su respuesta en la reconstrucción de resiliencia comunitaria mediante proyectos de relocalización adaptados a cada contexto particular". Este concepto de resiliencia es esencial y dotaría a la comunidad de diversidad, descentralización, autonomía y flexibilidad de manera que se disminuya la posibilidad de colapso debido a causas externas. Y para ello la relocalización debe ser la estrategia fundamental, que nos permitiría construir sociedades basadas en producción y consumo local.

Volviendo a Juan del Río, es importante señalar que "las iniciativas en transición no pretenden ofrecer soluciones prescriptivas sino que intentan actuar como catalizadores para que cada población explore y elabore sus propias respuestas". No se debe trabajar con visiones rígidas, no tiene por qué haber un resultado final único. Cada comunidad debe diseñar su propia transición, haciendo partícipes a todos los integrantes y adaptándose a las características intrínsecas del lugar.

Desde movimientos sociales, la mayor crítica que recibe esta corriente de actuación es que no incide directamente en el activismo social y político, que es más reformista que revolucionaria, y que olvida la idea base de que una verdadera transición no puede influir sólo en las causas obviando la raíz de los problemas. Sin embargo, iniciativas de este tipo, que se están extendiendo por todo el mundo, sirven para dar rienda suelta a la creatividad de comunidades en contextos muy diversos y mostrar que se puede actuar para construir otros modelos que pueden hacernos gozar de mayor calidad de vida dentro de parámetros sostenibles. Otra forma de actuar para conseguir un mismo objetivo.

Más información:

lunes, 15 de marzo de 2010

Charlando sobre decrecimiento en el I.E.S. Miguel Crespo

El pasado martes 9 de marzo tuve el placer de impartir, a petición de Casimiro J. Barbado López, una charla sobre decrecimiento en el I.E.S. Miguel Crespo de Fernán Núñez a la que asistieron los cursos de 4º B y C, así como el de PCPI, acompañados de sus respectivos profesores o profesoras. Casimiro es profesor de Biología y Geología y presidente de la Asociación "Profesorado de Córdoba por la Cultura Científica", y estaba interesado en ofrecer una introducción sobre esta temática, que basé en la siguiente presentación:
Como creo que lo más interesante siempre es la aportación del alumnado, os dejo con las respuestas que dieron en los breves minutos en los que trabajaron en grupos para contestar a las preguntas que se les habían planteado y que van desde el más sensato sentido común hasta la ciencia ficción que nos venden en los medios de comunicación.

¿Cómo afrontar todo esto?
-Intentando consumir menos petróleo.
-Intentando cambiar.
-Será una situación pesimisma [sic].
-Consumiendo menos.
-Nos sentiríamos mal porque no estamos adaptados a esa forma de vida.
-Encontrando fuentes de energía alternativas y renovables que sustituyan a las no renovables.
-Inventando nuevas formas de energía. No gastar tanto petróleo y montando más en los transportes de ciudades e inventar algunos aparatos que salgan más económicos sin petróleo.
-Con realismo y siendo conscientes de los gastos de energía que hacemos.
-Nos costaría adaptarnos a la obligada reducción de consumo, tendríamos que adaptarnos a nuevos indicadores que nos dé la felicidad y calidad de vida.
-Con renovables o nuclear. Concienciando a la gente de que el petróleo se acabará pronto.
-Haciéndonos a la idea de que el mundo va a cambiar e intentar asumirlo lo mejor posible.
-Para poder afrontar esta situación deberíamos de no consumir tanto, tener más cuidado con la contaminación e intentar reducir el consumisto máximo [sic], hay que afrontarlo con un pensamiento abierto y tener una mentalidad adecuada para asumir cualquier solución que se ponga, y a pesar de que el recurso energético será menor deberemos intentar administrarnos con el tipo de energía que tengamos.
-Con optimismo y calma.
¿Cómo nos alimentaremos?
-No podríamos alimentarnos porque se necesita petróleo para producir alimentos y transportarlos.
-Con plantas comestibles.
-Con productos ecológicos, sin fertilizantes.
-Comiendo solo lo necesario.
-Del campo y de los productos naturales, tomates, pepinos, etc.
-Con productos naturales que no requieran utilizar energías no renovables para fabricarlos.
-No podríamos vivir sin plantas ni animales con lo cual moriríamos.
-Si no se soluciona el problema no nos podríamos alimentar de los alimentos que hoy provienen de la agricultura y ganadería. Si no nos veremos obligados a consumir productos fabricados.
-Que cada uno produzca su propio alimento. Ayudándonos de la biogenética.
-Comiendo alimentos transgénicos.
-Tomaremos alimentos creados en laboratorios que no necesita hacerse [sic].
-Con alimentos reciclados.
¿Cómo y dónde trabajaremos?
-No podremos trabajar porque no hay petróleo para circular.
-Los trabajadores de energías fósiles no existirán y se crearán puestos en las energías renovables.
-En el campo.
-Tendríamos los mismos trabajos que ahora pero nos dedicaríamos más a buscar nuevas fuentes de energía.
-Trabajaremos con muchos esfuerzos pero las nuevas tecnologías ya mismo nos sustituirán en el trabajo y no haremos falta para nada.
-Trabajaremos con energía renovable.
-En empresas de energías renovables.
-Trabajaremos con energías renovables, el futuro es impredecible.
¿Cómo nos moveremos?
-Andando o en bicicleta, en un transporte que no se necesite petróleo.
-Con vehículos de hidrógeno.
-Andando y en transporte que no consuma energía.
-A través de la energía solar.
-Andando o en bicicleta.
-En vehículos que no contaminen.
-Si se forman nuevas formas de transporte perviviríamos con ellas y si no, como siempre, de la misma manera.
-Si no hay energía como el combustible no nos podremos transportar en coches, autobuses, etc.
-En bicicleta o andando. A caballo.
-Caminando porque no habrá energía para utilizar medios de transporte.
-En coches híbridos. Se crearán otro tipo de energías para mover los vehículos. O motocicletas eléctricas.

Y vosotros, ¿qué hubieseis respondido?

viernes, 12 de marzo de 2010