miércoles, 2 de septiembre de 2009

El pequeño colibrí

Un día, en el bosque, se desató un gran incendio. Los animales, aterrorizados, observaban impotentes cómo se destruía su hogar. El único activo era el pequeño colibrí, que iba y venía llevando unas gotas de agua con su pico para echarlas sobre el fuego.

El armadillo, cansado de ver los absurdos movimientos del pajarito, le preguntó: "¡Colibrí! ¿Estás loco? ¿No te das cuenta de que eso no va a apagar el fuego?"

El colibrí, sin parar ni un segundo, le contestó: "Ya lo sé. Pero yo hago mi parte."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada