martes, 9 de enero de 2018

Estas palabras no quieren ser un poema

Estas palabras no quieren ser un poema.
Tienen miedo de acabar
como esos títulos olvidados de romances que nunca serán,
como interesantes comienzos de relatos jamás acabados,
como estrofas de canciones destinadas al silencio.
Estas palabras no quieren ser un poema.
Les aterra ser juzgadas, medidas y comparadas.
Preferirían existir
como susurro del viento,
como manojo de espárragos,
como lenguaje de amapola,
como manifiesto de ciervo volante.
Estas palabras no quieren ser un poema.
Desearían convertirse
en respiración entrecortada,
en jeroglífico en la acera,
en golpes secos de tambor,
en paseo junto a un arroyo sosegado.
Estas palabras no quieren ser un poema.
Sólo quieren ser invisibles,
y anidar a tu lado.

Miguel Antúnez López
9 enero 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario