martes, 27 de julio de 2010

La mina: historia de una montaña sagrada

El argumento que se nos muestra en Avatar (aunque quede diluido entre tanto efectismo vacío) es el día a día de muchos pueblos en nuestro propio planeta. Comunidades presionadas para abandonar sus tierras en favor de empresas que quieren explotar recursos naturales que nuestro sistema reclama para seguir creciendo. Todos estos pueblos piden nuestro apoyo. Y podemos luchar junto a ellos con la fuerza de la simplicidad voluntaria y el horizonte de un decrecimiento en equidad que acabe con la depredación de recursos y culturas para que unos pocos terminen enriqueciéndose más aún.


Vía WebIslam.

3 comentarios:

  1. Emocionante, pájaro. ¿Ves cómo había un vídeo al final?

    ResponderEliminar
  2. Sí que lo había. El niño del final te llega, ¿eh?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cojones, como para robarle las canicas, tú.

    ResponderEliminar